Boletín de Noticias

Suscribete

¿QUÉ ES EL NARCISISMO?

El narcisismo es un rasgo o trastorno de la personalidad en el cual la persona tiene una imagen de sí misma extremadamente positiva. Las personas narcisistas se sienten grandiosas en comparación con los demás, motivo por el cual creen que deben ser admiradas y valoradas por el resto. Son personas vanidosas, egocéntricas, pretenciosas, arrogantes, prepotentes… que se creen únicas, especiales, importantes y superiores a los demás en todo aquello que hacen, llegando incluso a sobrevalorar excesivamente sus habilidades. La realidad es que son personas con escasa o nula empatía, por lo que no son capaces de ponerse en el lugar del otro. Esta falta de empatía causa que la persona narcisista trate de manera inadecuada al resto, llegando incluso a despreciarles por no estar a su nivel. También es frecuente que el narcisista utilice a otras personas para conseguir sus propios fines, sin tener en cuenta sus sentimientos. Tienden a ser envidiosos, rencorosos, competitivos y vengadores, sobre todo cuando otra persona consigue un logro que, a su parecer, debería ser suyo. Suelen elegir profesiones de prestigio, en las cuales se les reconoce su labor e importancia con facilidad. Podemos encontrar personalidades narcisistas en el mundo de la televisión, del deporte, de la música, de las redes sociales… Debido a las características que acabamos de ver, las personas narcisistas se rodean de personas que ellos consideran inferiores y que a su vez les halagan y admiran, reforzando así sus ideas de grandiosidad e importancia. Toda la atención del narcisista se centra en sí mismo.

Diferencia entre rasgo y trastorno

El narcisismo puede ser un rasgo o un trastorno de personalidad. En el primer caso la persona tiene características narcisistas que le caracterizan pero no le determinan ni le afectan gravemente en su vida diaria. Podríamos decir que es una persona que se quiere mucho a sí misma y alardea en determinados momentos de sus logros y capacidades, pero que no se centra solo en eso. En el segundo caso la persona se comporta de manera narcisista constantemente, por lo que sus relaciones sociales se ven considerablemente afectadas. Una persona con trastorno de la personalidad narcisista se cree superior al resto de las personas y carece de empatía, por lo que tratará con desprecio e indiferencia a todos los que le rodean, tal y como hemos visto en el apartado anterior. El narcisismo como rasgo podríamos denominarlo como un exceso de amor propio que, llevado al extremo, se convertiría en un trastorno de la personalidad narcisista.

¿Cómo surge el narcisismo?

Según la psicología, y aunque pueda chocarnos en un primer momento, el narcisismo surge de una baja autoestima. La autoestima empieza a formarse en la infancia, etapa en la cual los padres desempeñan un papel crucial. Si los padres tratan con indiferencia a su hijo y lo desvalorizan continuamente, generan en él unos sentimientos de inseguridad e inferioridad que el menor aprende a compensar comportándose de manera narcisista, es decir, exagerando sus rasgos positivos e incluso llegándoselos a inventar con el objetivo de crear una imagen de sí mismo que los demás puedan admirar. Detrás de un rasgo o trastorno de la personalidad narcisista se encuentra una persona que no se valora, que no se gusta a sí mismo, muy sensible a las críticas, que necesita la valoración, admiración y aprobación constante de los demás para sentirse válido. Podríamos considerar el narcisismo como un mecanismo de defensa que la persona pone en marcha para evitar el sufrimiento y el dolor generados por la desvalorización de sus seres queridos y, por consecuencia, de uno mismo. El término narcisismo proviene de la mitología griega, según la cual Narciso era un joven muy hermoso del cual se enamoraban todas las mujeres y a quienes él no correspondía por su incapacidad para amar. Un día vio reflejado su rostro en el agua y quedó absorto por tanta belleza, hasta llegar al punto de enamorarse de sí mismo y olvidarse de todo aquello que le rodeaba, incluidas sus necesidades básicas, lo que causó que el joven se fuese consumiendo con el paso del tiempo y acabase cayendo al agua donde falleció. En el mismo sitio donde el joven Narciso cayó, creció la flor que hoy lleva su nombre. Como dato curioso, la psicóloga Sara Konrath realizó hace unos años una investigación a través de la cual concluyó que las personas narcisistas perciben el narcisismo como algo bueno, como algo positivo de lo que no hay que avergonzarse, por lo que a la pregunta: “¿eres un narcisista?” responden afirmativamente. Esta pregunta tan simple y directa te ayudará a identificar a las personas narcisistas de tu alrededor.

Conclusiones

Las personas narcisistas son personas que se escudan en este tipo de comportamientos para evitar el dolor de una infancia desvalorada y de una baja autoestima, lo cual no les excusa de sus conductas arrogantes y prepotentes que causan rechazo en la mayoría de las personas, motivo por el cual eligen profesiones de éxito donde se pueden rodear fácilmente de personas que les admiren y adulen, reforzando así esa concepción deformada y excesivamente positiva que tienen de sí mismos.

Laura Carmona, Psicóloga en Hortaleza, Madrid

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code